16 / lunes - diciembre de 2013

Semana 51. 351/15
Adelaida.

En el siglo XVII se creía que la mugre corporal resultaba beneficiosa para la salud. Su retirada con agua abría los poros, lo que hacía a la gente más vulnerable a enfermedades. Por eso, el aseo personal consistía en lavarse manos y rostro. El baño de cuerpo entero se realizaba una vez al año. Primero el padre y, luego, las mujeres y los niños. Todos en la misma agua. Solo se mudaban cuando las vestimentas estaban muy sucias o infestadas de pulgas. Se confeccionaban con lino, tejido que absorbía la grasa y la transpiración Por lo tanto cambiándose de ropa no era necesario bañarse.
.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

No hay comentarios: