10 / lunes - julio de 2017

Semana 28. 191/174
Amalia. Cristóbal.

La literatura y el cine han inmortalizado en numerosas ocasiones el "beso de la muerte" como uno de los procedimientos favoritos de los mafiosos italianos para, ante una presunta traición, formalizar una sentencia de muerte señalando y amedrentando a la víctima. En realidad se trata más de un mito que una realidad, lo que no significa que el beso no tenga un peso notable en los actos rituales más recurrentes de la mafia. Con frecuencia los hombres de honor de la Cosa Nostra lo utilizaban como recurso para expresar afecto, respeto y lealtad, aunque suele darse especialmente sobre la frente. Más llamativa es la costumbre de los miembros de la Camorra napolitana, quienes no dudan en besar efusivamente en la boca a un gangster "hermano" e incluso en público. Este tipo de beso, inconcebible para los fuertes prejuicios homófobos de la mafia siciliana y calabresa, es muy habitual en Nápoles, y según los expertos puede interpretarse como una expresión de solidaridad de grupo, una manera muy gráfica de transmitir a un tercero que cuenta con el apoyo de la "familia" y que, por ello debe sellar sus labios y no rebelar nada que pueda ser perjudicial para los intereses de la organización. Es decir, el beso es una manifestación más de la omertá y la obligación de observar ciegamente la ley del silencio.
.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

No hay comentarios: