26 / viernes - enero de 2018

Semana 4. 26/339
Timoteo. Tito.

La piel oscurece con el sol pero el pelo, en cambio, clarea. Lo lógico sería que el pelo también se bronceara, al fin y al cabo contiene el mismo pigmento que protege a las células de la piel del dañino efecto ultravioleta, la melanina. Dos factores explican que esto no suceda. Primero, que la melanina no neutraliza el peligro ultravioleta sin pagar un precio: la exposición prolongada degrada las moléculas del pigmento, que acaban perdiendo su eficacia. Segundo, que el pelo es un tejido muerto, compuesto por lípidos, pigmentos y proteínas estructurales, y solo produce melanina en el cabello nuevo -lo que explica el efecto visual de las mecas californianas-. La piel, por el contrario, es un tejido mucho más sofisticado. Cuando la luz incide en ella, el cuerpo moviliza una hormona que pone en marcha el proceso para producir más melanina. Poco a poco, la producción de pigmento se concentra en la capa exterior de la piel produciendo el característico bronceado.
.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

No hay comentarios: