27 / viernes - julio de 2018

Semana 30. 208/157
Natalia.

El 4 de noviembre de 1922, el arqueólogo británico Howard Carter protagonizaba el descubrimiento que desencadenaba una pasión mundial por la civilización faraónica que dura hasta hoy: la tumba de Tutankhamón. Faraón de la XVIII dinastía, ascendió al trono con nueve o diez años, alrededor de 1333 a. C. Era hijo de Akhenatón y tal vez de una de sus cinco hermanas. Akhenatón, soberano que intentó imponer en Egipto un culto monoteísta a Atón, acabó considerado un faraón hereje. La tumba era bastante pequeña, teniendo en cuenta que se trataba de un faraón, lo que hace sospechar que estaba destinada en realidad a alguien de menor rango. Se sabe que fue profanada como mínimo dos veces poco después del entierro. A partir de algún momento posterior, la entrada quedó taponada y su ubicación pasó a ser desconocida. Aparecieron más de cinco mil objetos, pero buena parte de ellos pertenecían al ajuar funerario de una mujer, incluyendo la famosa máscara de oro. También se encontró una daga de hierro cuya composición sugiere que procede de un meteorito. La muerte de lord Carnarvon, mecenas de la expedición, apenas mes y medio después del descubrimiento, desencadenó un aluvión de artículos sensacionalistas sobre una supuesta maldición de la tumba. Un estudio estableció que, a lo largo de los doce años siguientes, solo murieron ocho personas vinculadas al hallazgo. Las otras cincuenta vivieron largamente, incluido Carter.
.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

No hay comentarios: