30 / domingo - septiembre de 2018

Semana 39. 273/92
Jerónimo.

Los detectores de mentiras son una mentira. El conocido como "polígrafo" registra la actividad fisiológica (presión arterial, respiración... etc) trazando una gráfica que debe ser interpretada. Esta actividad fisiológica se asocia con el grado de ansiedad del interrogado. El nerviosismo nos hace sudar, por lo que la piel conduce mejor la electricidad que es inducida por los electrodos de las máquinas "detectoras de mentiras".

Sin embargo, la fisiología de las personas no es la misma; una persona sincera que tienda a sudar mucho puede ser acusada como deshonesta, y un mentiroso que no sude puede pasar por honrado. Además, la actitud de los interrogadores, o el nerviosismo propio de la situación, puede provocar efectos contradictorios.
.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.

No hay comentarios: